• ¿Nuevos paradigmas o fin de una era teológica?[New paradigms or end of an theological era?]

      Palacio, SJ, Carlos (Servicios koinonia, 0)
      "Nuevos paradigmas es una de esas expresiones afortunadas que, de repente, han comenzado a circular como moneda corriente en el debate académico. No resulta fácil explicar el motivo de su éxito. Y menos todavía el sentido exacto que adquiere en sus diversas transposiciones. Su lugar de origen, como es ya sabido, es el de la filosofía de la ciencia y, más precisamente, el de la epistemología del conocimiento científico. Desde aquel contexto originario se ha transferido hacia otros ámbitos del conocimiento humano. Y en la actualidad esta expresión se puede encontrar en los más diversos campos del saber. "
    • Estado actual de la investigación histórica sobre Jesús [Current state of historical research on Jesus]

      Lois, Julio (Servicios koinonia, 0)
      "El concilio Vaticano II incentivó de forma notable los estudios eclesiológicos y cristológicos. Muy especialmente en la década de los setenta -pero incluso hasta hoy, aunque a ritmo menor- se suceden las Cristologías, escritas por muchos de los más destacados teólogos cristianos de nuestro tiempo1. Al mismo tiempo, se suceden también los estudios sobre Jesús. En realidad, estos estudios empiezan a florecer con fuerza, y con una nueva orientación, ya en los años 50, con los trabajos pioneros de los grandes discípulos de Bultmann2. Desde entonces -y sin la pretensión, que se considera ya imposible, de reconstruir su biografía- no han cesado de publicarse estudios de interés sobre Jesús, su vida y su mensaje. Podría incluso añadirse que “los estudios históricos en torno a Jesús de Nazaret” constituyen hoy “un campo de investigación en plena ebullición, en el que se están publicando...muchos e importantes libros, posiblemente más que en cualquier otra época anterior”3. El propósito de este artículo es resumir de forma breve y elemental la investigación histórica sobre Jesús de Nazaret, haciendo especial hincapié en el estado actual de la misma4. Pero antes de iniciar ese resumen voy a ofrecer unas consideraciones previas que tal vez puedan ayudar a fijar bien el alcance, y sobre todo la importancia, de nuestra cuestión."
    • Fenómenos extraordinarios en la muerte de Jesús: ¿Historia o símbolos? [Extraordinary phenomena in Jesus' death: History or symbols?]

      Pelaéz, Jesús (Servicios Koinonia, 0)
      "Ningún historiador serio puede negar que Jesús sea un personaje histórico y que murió crucificado. Pero un lector atento y crítico de los relatos evangélicos que refieren su crucifixión y muerte no puede menos de dudar acerca de la historicidad de las circunstancias que acompañaron a su muerte, pues cada evangelista las cuenta a su modo y manera, habiendo notables diferencias de uno a otro evangelio. (1)"
    • El secuestro de María Santísima [kidnapping of holy Mary]

      Diez-Alegría, José María (Servicios koinonia, 0)
      "Lo que sabemos históricamente de María es que fue una sencilla mujer del pueblo, de un rincón de la periférica Galilea. Y que fue la madre de Jesús. Las narraciones contenidas en los dos primeros capítulos de Mateo y de Lucas no son históricas. Son una construcción teológica, que sirve de prólogo a los respectivos Evangelios. El relato de la concepción virginal de Jesús tiene, con toda probabilidad, un significado cristológico, no mariológico. Nos quiere indicar que con Jesús se le da a la humanidad un hijo que supera las intrínsecas posibilidades de lo humano. Jesús nace de Dios."
    • La Virgen María es María de Nazaret [Virgin Mary is Mary of Nazareth]

      Moracho JS, Félix (Servicios koinonia, 0)
      "Nuestro pueblo tiene muy presente a la Virgen María, a la Madre de Dios, a la Inmaculada, a la Virgen bajo diversas advocaciones (Coromoto, La Chiquinquirá, Guadalupe, Carmen, Fátima, del Valle…) a nuestra Madre, Sin mancilla, Sin pecado, Virgen pura, Reina, Señora… "Sus misterios pertenecen a la identidad propia de estos pueblos y caracterizan la piedad popular" (Juan Pablo II, Homilía Zapopán, México, 30 enero 1979, 2 AAS LXXI p. 28 Todo eso y más es la Virgen María. Esa es nuestra fe. Y hay que conservarlo. Pero si nos quedamos sólo en esa Virgen María tenemos el peligro, y caemos en él: De divinizar a María, hacer de ella "La cuarta persona de la Santísima Trinidad". ¿No tratan algunas a la Virgen como si fuera más poderosa que Jesucristo, hasta como a una "Diosa" femenina al lado del Dios Trino y Uno? De convertirla en mediadora sí, pero sólo entre un Dios exigente y altivo, y el pueblo que sufre y espera el perdón. Cristo paga a un Dios "bravo" por nuestros pecados, y María nos protege e intercede ante ese Dios juez implacable. ¿No se fomenta en bastantes templos una atención preferencial a la Virgen, a sus imágenes, sobre Cristo y el Sagrario donde está vivo, presente? De quedarnos pasivos admirando a la Virgen, llenándonos la boca de sus grandezas, que nos quedan lejanas, inalcanzables. En todos esos dones, "gracias" que Dios ha concedido a María, ella es irrepetible, no la podemos "seguir". Y nos contentamos sólo con admirarla, alabarla, pedirle favores, remedios y pagarle promesas… Así nos apartamos de lo que está en el origen de nuestra fe, de la fe de las primeras comunidades cristianas, de la fe que nos transmite el Nuevo Testamento. Tenemos que volver a él, sobre todo a los Evangelios, para comprobar que, para las primeras comunidades cristianas, "esa" Virgen María (la "Madre de Dios", la "Inmaculada", etc.) no es otra que MARIA DE NAZARET. Y esa sí que está a nuestro alcance como la "primera cristiana", "seguidora de Jesús". María de Nazaret nos enseña a ser cristianos, comunidad cristiana, Iglesia-Pueblo-Dios. Ella sí que es una llamada, una exigencia para nuestro vivir diario. Y eso es lo que quiere ser este librito."
    • Mariología desde los pobres [Mariology from the poor]

      Codina, Víctor (Servicios Koinonia, 0)
      "Siempre ha existido una connaturalidad entre fe cristiana y veneración a María, de modo que no es exagerado decir con Pablo VI que la devoción a María es un elemento cualificador de la genuina piedad de la Iglesia (1). Una vez definidos los primeros dogmas trinitarios y cristológicos, cuando ya no había peligro de que el culto a María se confundiera con el culto pagano a las diosas madres (2), brotó espontáneamente en el pueblo cristiano la devoción a María. El Vaticano II aludiendo a la oración mariana más primitiva, el "Sub tuum praesidium", afirma que "desde los tiempos más antiguos la Virgen es honrada con el título de Madre de Dios, a cuyo amparo los fieles acuden con sus súplicas en todos sus peligros y necesidades" (LG 66). Es conocida la expectación con la que el pueblo esperó en Efeso la definición del Concilio sobre la maternidad divina de María, y el atronador aplauso con el que la muchedumbre allí convocada recibió la proclamación de la Theotokos (cfr. LG 66)."
    • La Reforma: ¿tragedia o liberación? [The Reformation: tragedy or liberation? ]

      Koch, Kurt (Servicios Koinonia, 0)
      "El 4 de noviembre de 1991 se celebraba en la iglesia de San Lorenzo de la ciudad de Suiza de Sankt Gallen la fiesta de la Reforma. A ella fue invitado el teólogo católico Kurt Koch. Este artículo reproduce el discurso que él pronunció en aquella ocasión ante un auditorio de cristianos de la Iglesia Reformada. No deja de ser sorprendente y a la vez esperanzador que un teólogo católico sea invitado a tomar parte en un acto en el que se festeja el acontecimiento de la Reforma protestante. Es un signo de que los tiempos han cambiado. Pero, como el autor indica, es también indicio de que, por parte de los cristianos reformados existe un interés por conocer el punto de vista católico, incluso en aspectos comprometidos de la propia realidad eclesial. ¿Podrá decirse lo mismo de los católicos? Sea lo que fuere, Kurt Koch no desperdició la ocasión que se le brindaba. Con gran valentía -San Pablo usaría aquí el término «parresía»- dijo en voz alta lo que todo cristiano consciente de la voluntad de Cristo (Jn 17,21) siente en lo secreto de su corazón. El autor hace ante todo una valoración positiva del objetivo que inicialmente pretendía la Reforma y que, al no poderse realizar y convertirse en tragedia por culpa de ambas partes, continúa siendo una tarea prioritaria, de la que depende el ser o no ser, la credibilidad de la Iglesia de Cristo en el mundo de hoy. Luego pasa revista a los bienes que ha aportado y ha de seguir aportando la Reforma al cristianismo en general y a la causa ecuménica en particular. En esto no hace sino glosar las palabras del Vaticano II: «Es necesario que los católicos reconozcan en gozo y aprecien los bienes verdaderamente cristianos, procedentes del patrimonio común, que se encuentran entre nuestros hermanos separados» (Unitatis Redintegratio, 4)."
    • La realidad de la muerte [Reality's death]

      Corominas, Jordi (Servicios Koinonia, 0)
      "En el animal humano es imposible establecer alguna actitud ante la muerte que pueda considerarse inherente a su naturaleza. Como máximo se podrán identificar algunas tendencias, pues todo deseo de muerte o de inmortalidad innatos, todo trasunto de otra vi da o necesidad de autoengaño connatural, queda en entredicho porque precisamente lo que hace viable la estructura física humana es la apertura a la realidad propia y ajena y el tener que ir estableciendo un sistema de habitudes que responda a los apremios de esta apertura1 . Aun en el supuesto de que encontráremos en todos los seres humanos algunas actitudes tan comunes y permanentes a lo largo de la historia conocida que pudieran inducir a alguien a calificarlas de "naturales" nada nos garantizaría su pe rsistencia en el futuro."
    • Mesías y mesianismos [Messiah and messianisms]

      Sobrino, Jon (Servicios Koinonia, 0)
      "El Primer Mundo no parece estar para mesías ni para mesianismos. En él ya no hay lugar para las utopías de los pobres y es notorio el déficit de líderes que las quieran mantener. Y como en ese mundo lo real es lo de ellos, y como ellos han decidido -modernista, posmodernista o pragmáticamente- que ambas cosas son irreales y sospechosas, resulta que ya no está de moda hablar de mesianismos ni de mesías. Y si a esto añade que la historia -y esto sí hay que tenerlo seriamente en cuenta- muestra los peligros que conllevan ambas cosas: populismos, paternalismos, dictaduras, ingenuidad, fanatismos, agresividad... la conclusión es que poco se puede hablar ya de mesías y de mesianismos. A lo sumo se tolerará, con benevolente superioridad, como pecado de pueblos jóvenes... Sin embargo, llámeseles como fuere, los pobres de este mundo, la inmensa mayor parte de la humanidad, necesitan utopías, que pueden ser tan simples como el que la vida sea posible, pero que son bien reales, pues la vida es precisamente lo que los pobres no dan por supuesto, y para lo cual todavía no hay lugar en este mundo. Y ese mismo Tercer Mundo sigue esperando también la aparición de líderes con corazón de carne, no de piedra, que les dé esperanza y les ofrezca caminos de vida."
    • Las comunidades eclesiales de base después de Santo Domingo [CEBs after Santo Domingo]

      Salvatierra, Angel (Servicios Koinonia, 0)
      "La experiencia de las «comunidades eclesiales de base» (CEBs) es referencia fundamental de la fisonomía que ha ido adquiriendo la Iglesia de América Latina y el Caribe a partir del Concilio Vaticano II, Medellín y Puebla. De todos es conocido qu e las CEBs aparecen como signo de vitalidad y renovación en nuestra Iglesia; pero lo son asimismo de contradicción. En Santo Domingo se ha ratificado el camino de las CEBs (DSD 61-63). Se reconoce a la par la experiencia y el aporte de los movimientos apo stólicos (DSD 102). Creo que es momento de reflexionar serenamente sobre lo que representan las CEBs y de ver sus perspectivas. En este trabajo tengo como referencia pastoral concreta la realidad de las CEBs en el Ecuador. Estimo que la vivencia personal es importante para la teología y la pastoral, pues ayuda a no hacer construcciones en el aire. Pero no quiero quedarme en un mer o análisis de la experiencia de las CEBs en el Ecuador. Pretendo ofrecer elementos de reflexión que abarquen al conjunto de las CEBs que hay en el continente. Me ha parecido que nada mejor para ello que partir de la experiencia de las primeras comunida des cristianas, que son paradigma para toda forma de comunidad cristiana."
    • Leyendo la Biblia en un contexto asiático [Reading bible in an asian context]

      Ko Ha-Fong, María (Servicios koinonia, 0)
      "Comenzaré por una escena de la Biblia. Por un camino desierto entre Jerusalén y Gaza, un hombre sentado en su carruaje iba leyendo las Sagradas Escrituras. No es un hebreo sino un eunuco procedente de la lejana Etiopía, una región de los límites del Imperio Romano. Felipe se le acercó y se entabló un diálogo que acabó en bautismo. "
    • Historia general de la Iglesia en América Latina / Enrique D. Dussel

      Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en Latinoamérica; ;; Dussel, Enrique, 1934-; ; (Salamanca, España : Ediciones Sígueme, 0000-00-00)
      Incluye índice Incluye bibliografía